El COM, casa deportiva de América

El deporte de alto rendimiento requiere de instalaciones de clase mundial y los atletas panamericanos han encontrado en el Centro Deportivo  Olímpico Mexicano (CDOM), el lugar idóneo para realizar sus entrenamientos en las distintas disciplinas olímpicas, y mejorar sus técnicas y estrategias, lo que hace de este centro la casa de América.

Gracias a iniciativas deportivas de Panam Sports, y respaldadas por el Comité Olímpico Mexicano, se ha logrado consolidar un trabajo conjunto en beneficio de los atletas que tienen como objetivo alcanzar la gloria olímpica.

En semanas recientes se han realizado al menos cuatro campamentos de preparación en el CDOM: lucha, karate, tiro con arco y taekwondo, con la participación de decenas de atletas y entrenadores del Continente, y se prevé que en las próximas semanas se lleven a cabo una docena más de estos encuentros de adiestramiento atlético.

Con esta sinergia institucional  -COM y Panam Sports- se refuerza la preparación de los atletas, lo que eleva el nivel competitivo de la región, y le da mayores posibilidades de triunfo en las justas deportivas internacionales.

El presidente de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), Neven Iván Ilic Álvarez, y el secretario general de  Panam Sports, Ivar Sisniega, tienen en la presidenta del Comité Olímpico Mexicano, María José Alcalá, a una aliada para implementar planes y estrategias conjuntas para mejorar la preparación de los atletas continentales, especialmente de los países de América Latina.

El director Deportivo de Panam Sports, Ricardo Probert, ha tenido un papel preponderante en esta sociedad deportiva, que sin duda, dará frutos en las próximas justas deportivas incluidas en el ciclo Olímpico.

Probert ha tenido la visión de tener a México como un país estratégico en la preparación atlética en las instalaciones del CDOM.

 “Estamos seguros que estos campamentos serán de gran beneficio para los países y atletas de nuestra región”, dijo el Secretario General de Panam Sports, Ivar Sisniega, al inaugurar hace unos días el Campamento de Entrenamiento y Curso de Capacitación Panam Sports de Taekwondo, que tiene como objetivo mejorar la técnica y las estrategias de cada uno de los participantes de cara al actual ciclo Olímpico.

Muchos de los países de la región encuentran en el Comité Olímpico Mexicano y en sus instalaciones un edén para su preparación de cara a las competencias del Continente y justas Olímpicas.

Fiel a sus principios, Panam Sports impulsa el desarrollo del deporte y apoya el trabajo de sus 41 países miembros para inspirar a la siguiente generación de atletas del  continente y trabaja muy de cerca con todos los miembros de la comunidad deportiva incluyendo, los Comités Olímpicos Nacionales (CONs), Federaciones deportivas internacionales (IFs), Confederaciones Deportivas Panamericanas, los atletas y los Comités Organizadores de todos los Juegos regionales, en un esfuerzo para asegurar el éxito y la celebración de su evento insignia, los Juegos Panamericanos.

La colaboración de Panam Sports con el Comité Olímpico Mexicano ha resultado de un valor inconmensurable, todo en beneficio de los deportistas mexicanos y del continente, que buscan alcanzar triunfos en las justas internacionales, principalmente en el evento cumbre del deporte por excelencia: Los Juego Olímpicos.

Sustentabilidad, compromiso firme del Movimiento Olímpico

El Comité Olímpico Internacional asume con alta responsabilidad el compromiso con el desarrollo de una estrategia de sustentabilidad que garantice que las justas olímpicas tanto de verano como de invierno sean más amigables con el medio ambiente.

Esta estrategia forma parte de la agenda 2030 planteada por la Organización de la Naciones Unidas, que busca que más instituciones se sumen a esta iniciativa con la finalidad de impulsar acciones para enfrentar y reducir la pobreza, y proteger el planeta.

El movimiento olímpico se sumó de manera decidida a este esfuerzo de la ONU y en el año 2015 se adhirió a esta iniciativa global en la que el COI generó una estrategia de sustentabilidad.

Los sitios naturales como infraestructura, el abastecimiento, la gestión de recursos y la movilidad son la base de los Objetivos Globales de las Naciones Unidas y por lo tanto también del COI, que a través de los Comités Olímpicos Nacionales impulsa acciones para mitigar los cambios climáticos.

Para este propósito, la agenda del COI en materia de sustentabilidad se basa en tres acciones concretas:

  1. Reducir nuestras emisiones de carbono en un 50% para 2030.
  2. Compensación de más del 100% de las emisiones residuales.
  3. Y el uso de nuestra influencia deportiva en la sociedad en esta materia.

Los primero Juegos Olímpicos que fueron amables con el medio ambiente fueron los de Londres 2012, cuyo impacto ambiental dejó de tener repercusiones negativas. En otras palabras, fueron los primeros juegos sustentables, en el que el reciclado fue la prioridad, así como la eliminación de desechos contaminantes, lo que marcó la diferencia de otras justas deportivas de esta envergadura.

Para la los Juegos Olímpicos de Río 2016, se consiguió contar con sedes y complejos deportivos con una estructura temporal, y así evitar el levantamiento de elefantes blancos que además de atentar contra el entorno natural impactaban de manera negativa en el medio ambiente.

El sistema de aire acondicionado que se utilizó redujo el consumo de energía en un 50%, optimizando el recurso y sus costos.

A consecuencia de la difícil situación sanitaria que se vivió por la pandemia del COVID-19, la justa olímpica de Tokio 2020 tuvo un largo retraso, pero no fue impedimento para que la agenda de sustentabilidad se hiciera presente: podios y medallas recicladas, camas de cartón, y alrededor de 500 vehículos eléctricos de celdas de hidrógeno se utilizaron para transportar a los competidores, funcionarios y medios de comunicación.

Para París 2024 el reto es mayúsculo ya que se buscará la sustentabilidad ambiental y financiera con un presupuesto de 3,900 millones de euros, 300 millones menos de lo estimado. De esta forma, Francia se prepara para cambiar  las formas y así darle una nueva cara al movimiento Olímpico a nivel mundial.

Fiel al espíritu de la sustentabilidad impulsado las Naciones Unidas y apoyado por la COI, el Comité Olímpico Mexicano, con el liderazgo de la presidenta Mary José Alcalá, ha generado medidas puntuales como la instalación de celdas solares, así como emigrar a energías más limpias que permitan un mayor eficiencia en los servicios que se le dan a los deportistas que se preparan en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM).

Falta mucho por hacer, pero el COI continuará adoptando las acciones necesarias para reducir y, en su caso, eliminar de forma total, el impacto ambiental en los futuros Juegos Olímpicos, y el Comité Olímpico Mexicano continuará asumiendo su responsabilidad para contribuir en el cuidado del medio ambiente.

Los Juegos Olímpicos regresan 100 años después a París 2024

París, Francia.  A casi 600 días de distancia, París afina los detalles para sus Juegos Olímpicos. Si bien en las calles no hay imágenes estáticas de la máxima competencia deportiva del planeta que está a menos de dos años de realizarse, la capital francesa no necesita hacerse más promoción.

Justo en las fechas en las que se realizarán las competencias en la Ciudad Luz dentro de poco menos de 24 meses, y luego de la apertura de sus fronteras tras lo más cruento de la pandemia por Covid-19,  los centros turísticos están a reventar con viajeros de todo el mundo que acuden a los sitios más representativos a conocer o simplemente tomarse la foto.

Muchas cosas han cambiado en los últimos años en París, por ejemplo, la Torre Eiffel no tiene acceso libre y está rodeada por un cerco acrílico que limita mucho la presencia de visitantes;

Notre Dame también está cerrada y acordonada luego del incendio que casi echa abajo uno de los lugares más representativos, y que ahora está bajo un intenso trabajo de reconstrucción.

Otros lugares emblemáticos como el Barrio Latino y el Boulevard de Saint Michel, lucen abarrotados y la gente sigue llegando, mientras muchos parisinos aprovechan los últimos días del verano para tomarse unos días en la costa francesa para descansar.

Aunque pareciera que las autoridades francesas no le dan mucha importancia a realizar mejoras en París rumbo a los Juegos Olímpicos, la realidad es que esta ciudad está preparada para eso y muchísimo más.

Cada año recibe a cientos de miles de personas a la Tour de France, Roland Garros y partidos de finales de sus torneos de balompié, baloncesto y rugby, por sólo mencionar algunos.

Sin embargo, el trabajo fino realizado por las autoridades de la ciudad se concentran en el que podría ser uno de los puntos neurálgicos de la organización: la transportación.

Varias de las líneas del Metro y el RER, tienen trabajos de mejoramiento y esperan poder evitar demasiados contratiempos con la llegada de turistas y fanáticos de todo el mundo que seguramente viajarán a este formidable país para estar presentes en un evento que reclama la atención mundial, sobre todo después de Tokio 2020, se desarrolló sin audiencias.

Sin duda algina, París es mágico y de seguro esa energía se dejará sentir por las poco más de dos semanas que serán la casa del evento deportivo más importante a nivel internacional  que regresa a esta ciudad 100 años después de la última vez que la capital francesa recibió el evento ideado por el barón Pierre de Coubertin.

El plazo se acorta y el resplandor de la Ciudad Luz ya se visualiza en todos los rincones del planeta, haciendo crecer la expectación de unos Juegos Olímpicos que seguramente traerán nuevos signos de esperanza y de unión para la humanidad.

Colaboración especial
Nassim Alfonso Molina

Enviado en París
Radio Sonora
Primera plana

Al rescate del acervo histórico olímpico

Parte de la memoria histórica del movimiento olímpico mexicano se encuentra en grave riesgo, y requiere de una urgente movilización social para su rescate.

Así, en blanco y negro, o se hace algo ahora, o cientos de rollos de película en 8, 16 y hasta de 35 milímetros con imágenes históricas de los Juegos Olímpicos de México 1968, podrían  perderse para siempre.

El camino para salvar el material podría ser largo y costoso, pero cualquier esfuerzo lo vale, tratándose de mantener con vida el testimonio de uno de los juegos más emblemáticos en la historia moderna del olimpismo y que sin duda colocaron a México en el centro del escenario internacional.

Los recursos del Comité Olímpico Mexicano son limitados y todo esfuerzo está canalizado al apoyo de los atletas de alto rendimiento que ya tienen la mira puesta en París 2024. Bien lo dice su presidenta, Mary José Alcalá: “Los atletas son la razón de ser del COM”.

De acuerdo con especialistas de la Cineteca Nacional, podría tratarse de un material histórico sin precedentes, con un valor inconmensurable, que debiera ser rescatado cuanto antes con el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales interesadas en salvar este tipo de memoria olímpica.

El material fílmico que se encuentra en el almacén del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) comenzó a ser evaluado para su pronta reubicación e iniciar con un proceso de inspección y evaluación física, todo con el propósito de rescatarlo y mantenerlo a salvo para la posteridad.

Pero para ello, se requieren de los recursos suficientes aportados por una sociedad civil interesada en el rescate de los acervos históricos y un esfuerzo monumental de un grupo interdisciplinario para conseguir este objetivo.

La Cineteca Nacional, clara en su convicción y función social, ya levantó la mano para participar con especialista en este gran esfuerzo.

Para este propósito se comenzó con el levantamiento de un inventario con los datos básicos del material fílmico que se encuentra en latas rotuladas, (muchas de ellas con signos de óxido por la humedad), lo que facilitará

identificar en un principio cuándo y dónde fueron tomadas estas imágenes.

El tiempo apremia, y una vez que se finalice con la elaboración del inventario debe procederse a realizar una evaluación física en mesa llamada inspección, para determinar si existe la presencia algún microorganismo que estuviera afectando o pudieran dañar las piezas fílmicas.

De acuerdo con el director de Acervos de la Cineteca Nacional, Edgar Torres, es importante evaluar las cintas para cuanto antes reubicarlas y así frenar su exposición a un ambiente agresivo de temperatura.

Para el especialista, de continuar el material en las actuales condiciones ambientales, los acetatos podrían resultar con daños irreversibles, y por ello, la urgencia de encontrar los recursos necesarios para trazar una estrategia de rescate de este material histórico.

En su opinión, es impostergable contar con un diagnóstico de acidez en cada una de las latas en las que se guardan las cintas fílmicas para determinar las acciones a seguir en cada caso particular.

El acervo contiene material fílmico que podría incluir imágenes de la preparación de los equipos mexicanos que participaron en los Juegos Olímpicos de Munich 1972.

Edgar Torres, quien ya hizo una primera inspección de los materiales consideró en una primera opinión que “se está muy a tiempo de rescatar el material”, ya que una vez que se confirmé la salud de las cintas se podría digitalizar, lo que daría acceso rápido y eficiente a los contenidos y difundirlos en cualquier plataforma, incluso en redes sociales.

Ahora es importante contar con un espacio idóneo donde se dé albergue al  material fílmico con control de temperatura y humedad.

La película cinematográfica por lo general demanda que la habitación de resguardo deba tener una temperatura de 35 por ciento de humedad relativa y una temperatura que oscile entre el 5 y los 10 grados Celsius. Por ahora, sólo la unidad fílmica de la UNAM y la Cineteca Nacional cuentan en México con bóvedas de conservación para mantener almacenados y monitoreados este tipo de materiales.

En caso de que en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano se opte por conservar el material in situ se tendría que hacer una inversión cuantiosa, o se tendría que establecer un convenio de resguardo y custodia, o como donación con la UNAM o la Cineteca.

“Dada la importancia de los materiales de la institución, de cuestiones nacionales o internacionales, creo que se puede buscar apoyo no sólo en México sino también en el extranjero, para este proyecto”, nos explicó Torres.

Comentó que el propio Comité Olímpico Internacional tiene su propio acervo histórico, el cual forma parte de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos. “Ellos podrían ser el primer gran aliado para rescatar este acervo”, explicó.

Además, en México está el Centro Mexicano de Cinematografía que cuenta con convocatorias para el rescate y conservación de archivos fílmicos, y el Comité Olímpico Mexicano tiene la justificación perfecta para recibir apoyos de esta institución para el rescate de su material fílmico.

“Si no se hace algo por este material se va a perder, por eso estamos hablando de un rescate. Hay un verdadero riesgo de perderse y se trata de imágenes muy importantes en el acervo, muy valiosas”, consideró Torres.

La Cineteca Nacional está en la disposición de otorgar las cartas de aval  para apuntalar cualquier proyecto de rescate que construya el COM, y enumeró otras instituciones que podrían sumarse a esta iniciativa como Adabi de México, Ibermedia de España o Ibermemoria de México, cuya sede está en la Fonoteca Nacional.

Conservar la memoria histórica de México es importante, sin duda vital, por eso actuar ahora apoyando todos los esfuerzos del Comité Olímpico Mexicano para rescatar su acervo fílmico es impostergable y una obligación social.

La Cineteca Nacional bien podría capitanear este proyecto al que seguramente se sumarían más instituciones, sobre todo ahora que el Comité Olímpico Mexicano está a meses de cumplir sus primeros 100 años de vida.

No habrá mejor homenaje que respaldando este gran esfuerzo que enriquecerá la historia misma del país, y en un momento en el que son necesarias más y buenas noticias.

José Luis Ruiz
Comunicación Institucional
Comité Olímpico Mexicano

@JLRuiz10

Todos somos México

El futbol es un fenómeno global que genera en todo el mundo pasión por algún club nacional o internacional. Esperas cada semana para ir al estadio, observar a tu club se vuelve un rito, apoyar a tu equipo te genera el ánimo para iniciar la semana, eso sí, todo depende del resultado y de la posición que ocupe tu escuadra en la tabla general.

El ser humano por naturaleza se ilusiona, sueña y se apasiona, el futbol es un catalizador social del cual todos somos parte incluso no siendo un aficionado a este deporte, más de allá de nuestras creencias políticas lo que cuenta es que nos genera un sentido de pertenencia e identidad nacional, muchos nos sentimos representados por los 11 jugadores quienes forman parte del equipo de México.

Hace diez años la historia del futbol mexicano vivió uno de los momentos más gloriosos, ya que el 11 de agosto México derrotó a Brasil en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, esto fue una hazaña ya que nadie duda de la grandeza del futbol brasileño.

Dicho momento, nos hizo percibir el potencial que tenemos para trascender en el deporte, también nos recordó que las metas son posibles con dedicación, trabajo en equipo y garra. La mejor enseñanza es que se pueden lograr los objetivos que nos tracemos no solo como un equipo de futbol sino como nación.

Construido originalmente por el Imperio Británico en 1924, el antiguo Estadio de Wembley fue el lugar de ocio y deporte más importante de Gran Bretaña, siendo sede de los Juegos Olímpicos en 1948. El mítico y renovado estadio que se ubica en Londres fue escenario del gol que Enrique Borja, centro delantero del equipo mexicano  le anotó a la poderosa escuadra de Francia e hizo vibrar a toda una nación en el Mundial de 1966.

Tuvieron que pasar 46 años para que el remodelado estadio de la capital londinense, fuera por  segunda vez sede de una justa olímpica, donde la Selección Mexicana se llevaría la victoria, cosechando su máximo logro a nivel mundial en futbol: el oro.

Es difícil encontrar las palabras para describir la emoción que se hizo sentir el sábado 11 de agosto donde todo México se unió, nos hicieron sentir parte de una buena noticia que mucho le hace bien a este país donde también se dan buenas noticias. En esos 90 minutos México soñó, sufrió y logró lo que para el país era nada o poco creíble: ganarle a Brasil, un equipo plagado de estrellas como Marcelo, Oscar, Neymar entre otros, fue una película que terminó con el final perfecto para la selección.

Me quedo con la reflexión de que si trabajamos con constancia, respeto y dedicación, no solo podemos conseguir medallas olímpicas sino llegar a ser mejores como país. Pensemos en cosas en grandes, que nos beneficien como sociedad, porque al final

TODOS SOMOS MÉXICO.

Mariano Ríos Ávila & Ivan López Mateos
Equipo de comunicación del COM

Movimiento Olímpico Mexicano alínea objetivos de desarrollo sustentable de ONU

El movimiento olímpico mexicano alinea acciones a favor de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

México y el Comité Olímpico Mexicano se alinean a los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por eso participamos de manera activa para contribuir al logro de dichos planes.

Uno de ellos es conseguir una reducción relativa del 15% en la prevalencia mundial de la inactividad física en adultos y adolescentes para el 2030, apegados al Plan de Acción Mundial sobre Actividad Física 2018-2030.

El 25 de septiembre de 2015 los líderes mundiales en la ONU, adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible.

El Comité Olímpico Mexicano y nuestra presidenta María José Alcalá Izguerra participa de manera activa para contribuir al logro de objetivos de desarrollo sostenible pues el deporte se relaciona con la salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, paz, justicia e instituciones sólidas.

Para alcanzar la reducción de la inactividad física el objetivo es crearse una sociedad activa, crear entornos activos, fomentar poblaciones activas y crear sistemas activos que deben alcanzarse en los próximos 15 años, pero para ello todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil.

En ese contexto, hay que destacar que para el movimiento olímpico el deporte es un derecho humano indispensable para el desarrollo integral de las personas, por eso en el Olimpismo, toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad, amistad y juego limpio.

Además la filosofía del movimiento olímpico es poner siempre el deporte al servicio del desarrollo armónico del hombre para favorecer una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana.

Algunas otras consideraciones (el deporte) es que es visto como espectáculo y práctica, el deporte es el fenómeno social más importante desde el Siglo XX; es transversal a la salud, la educación, el bienestar social, la economía, la integración, la seguridad y la ciudadanía; es una actividad con gran poder de convocatoria y de amplia cobertura social y se realiza como objetivo de recreación, pudiendo convertirse en profesión.


Ante las adversidades pandémicas la resiliencia ha jugado un papel fundamental, pues ésta es la capacidad de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. En ocasiones las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento.

Al practicar actividad física y deportiva desarrollamos una serie de valores personales y sociales que nos convierten en personas más resilientes: establecemos retos, estimulamos la autodisciplina, el autoconocimiento y el autoestima.

Daniel Aceves Villagrán
Medallista Olímpico de Los Ángeles 1984

Una reflexión personal del éxito

Como diría el más célebre de los físicos teóricos Albert Einstein: “Tienes que aprender las reglas del juego y después jugar más que nadie”.

Al principio todo es un juego y aventura, es el comienzo de una actividad novedosa que rápidamente te atrae y te hace reflexionar…

En el camino y al andar me preguntaba ¿Qué es el éxito? ¿Cómo nace? ¿Cómo se desarrolla? ¿A dónde va? ¿Cómo se logra? ¿Qué hago para concebirlo? Son reflexiones que están marcadas en mi historial deportivo a través de y con todos los compañeros que cruzaron mi camino o yo toque una parte de su historia para conocer el éxito. No olvido a todos y cada uno de mis compañeros que me hicieron más fuerte. Fue mi entorno.

El concepto de éxito centraliza la acción o emprendimiento con un resultado deseado y de manera feliz–según la definición de la RAE[1]—sin embargo, en el ámbito deportivo consideré emprender una carrera deportiva (literal y metafóricamente) donde ser el mejor es el deseo más visualizado, de todo deportista, al final del horizonte. Cada uno de los deportistas quiere alcanzar el pódium de cada una de las especialidades en la que se adentra (clavados, atletismo, fútbol soccer, básquetbol, box, golf, tenis y otros deportes), en eventos de todas las magnitudes y de todos los niveles: “Desde un evento deportivo molero[2] hasta los Juegos Olímpicos”.

La caminata o marcha olímpica tocó mi puerta un 27 de diciembre de 1981 y el Centro Deportivo Olímpico Mexicano como mi segunda casa. Sin saber que existía ahí estaban los mejores.

Ese día llegan a mí puerta ciertos atletas a invitarme a participar para hacer un entrenamiento de montaña, con un semblante altivo y de ambiciones llenas de alegría, con una autoestima enaltecida. Ahí puedo decir que empiezo a concebir el éxito como un pequeño aliento suave y un grito extenuante que aviva el gusanito (de querer ser) que tienes dentro y lo levantas con una visión (sueño) generando, inmediatamente, metas y expectativas de una nueva vida (un cambio y un giro total); de una aventura, de una odisea, donde encontré una batalla de las mil luchas; sacrificios del tiempo; esfuerzos indiscriminados; esperanzas sin fortuna, anhelos caídos y trabajos sin cuna. Todo nace en unos segundos.

La cruzada al éxito fue lenta y agobiante ya que tenía que revisar buenos terrenos y realizar grandes batallas en un terreno inhóspito: los entrenamientos día a día: extenuantes, monótonos y sin esperanza. Nadie me dijo que las cosas no iban a ser fáciles, que iba a ser pesado, que a veces sería doloroso, discriminado y tormentoso. Sin embargo, todo resultó a mi favor porque te aceptas como eres, te reconoces que brillas; descubres que tu eres el arquitecto de tu propio destino y el trabajo, la dedicación, la perseverancia, la prudencia, la cordura y la disciplina construyen la estrella que todos conocemos como éxito. La reflexión culmina cuando concretas tus principios través del tiempo: un éxito no se logra si no cambiaba mi mentalidad; si no aceptaba la realidad, si me aceptaba como era o como soy y que podía ser perfectible. Refuerzo que LA CONFIANZA fue lo más importante en mi carrera deportiva y que trascendería más allá de ella. Creer en ti, solo en ti. Me decía continua e internamente; nadie estará ahí para ayudarte y todo lo que hagas depende de ti.

Desde ese día (el primer día), todos los días tengo éxitos porque me aferré en ser y qué querer ser; porque aprendí a confiar de mis hazañas, porque todos los días voy descubriendo que tengo muchas cosas por iniciar y terminar.

Mi más grande reflexión del éxito es saber que no se alcanza si no se entrena, estudia o trabaja desde que amanece hasta que anochece, todos los días: de lunes a domingo, 365 días del año, durante cinco, diez, quince o veinte años. Algo inexplicable sucederá: Muchos ÉXITOS

Joel Sánchez Guerrero

Medallista Olímpico Sydney 2000

50 km Marcha olímpica


[1] Real Academia de la Lengua Española (Del Lat. Exítus “salida”)

[2] Evento molero se le dice a un lugar donde se llevaba a cabo la actividad deportiva por razones de celebración de la fiesta del Pueblo y había mole gratis para todos los deportistas que asistían y más para los ganadores”.

Qué significa para mí el éxito

El éxito es un hábito, es algo que se logra con dos elementos: disciplina y constancia. Así que, cuando logras incluir estos elementos en tu vida, en tu día a día, logras tener un buen hábito. Lo aprendí en el deporte a través de un programa de entrenamiento.

Por otro lado, si conjugamos virtud, hábito y disciplina con los pequeños pasos que se generan a través de un programa de entrenamiento, entonces: día a día, semana a semana, mes a mes, se estará enfocado en cumplir una meta, como puede ser, participar en algún evento deportivo nacional e incluso internacional. Con ello el éxito estará asegurado.

Sin duda, en la vida cuando trabajas por lo que te gusta, cuando te esfuerzas por tus sueños y pones ese empeño que se requiere; es difícil que no tengas resultados positivos, y es imposible que, si estás pensando en que no lo puedes lograr, es imposible que lo puedas lograr, es decir, si crees que tendrás éxito, tienes razón, y si crees que no tendrás éxito, también tienes razón.

Soy un convencido de qué, somos con lo que nos identificamos, sudamos, sentimos, lloramos, llevamos en la sangre aquello con lo que te identificas, quizá la pregunta más importante que nos debemos hacer ¿tú con que te identificas?

En lo personal, me identifico desde muy niño con el deporte, con la pasión que siento cuando veo a un deportista ganar, ya sea en México o en el extranjero, por ejemplo, a Sergio “Checo” Pérez haciendo pódium o cuando me tocó ver a Hugo Sánchez triunfando en Europa, también, me tocó ver cómo le levantaban la mano muchas ocasiones a Julio César Chávez.

Cuando veo a esos mexicanos exitosos, a esas estrellas del deporte alzarse con un triunfo, es con lo que yo me identifico y es con lo que yo crecí desde niño. Hoy por hoy tengo la oportunidad de colaborar en el Comité Olímpico Mexicano y continuar transmitiendo lo que me apasiona en mis conferencias.

En la actualidad el Comité Olímpico Mexicano, es presidido por Mari José Alcalá, quien orgullosamente se convierte en la primera mujer en 100 años, que está al frente de dicho órgano. Es un placer para mí, colaborar en esta institución, ya que los que hemos estado en Juegos Olímpicos, compartimos una identidad.  Somos una hermandad, tal y como Mari José Alcalá lo refería alguna una ocasión.

Es importante resaltar que nuestra presidenta del COM es una mexicana que ha librado varias batallas y siempre sale con la cabeza en alto, lo cual me enorgullece. En pocas palabras Mari José Alcalá, es una mujer de retos.

Carlos Mercenario
Medallista olímpico, Barcelona 1992