PSICOLOGÍA DEL DEPORTE

Conoce las últimas noticias sobre el deporte Olímpico en México.

El Valor del Deporte

24/06/2015

¿Tú eres un BUEN o un MAL deportista?

¿Cómo saberlo? Averígualo en las siguientes reflexiones;

1.-Primero lo primero: ¿Cual es tú definición de lo que es SER un buen o un mal deportista?.

Un buen deportista es aquel que cumple con TÚ definición.

Y esto ¿qué significa? simple y sencillamente que tienes que plantearte, para ti, cuál es tu descripción de lo que consideras necesario para que se te reconozca como un buen deportista.

En primer lugar, por ti mismo y enseguida por los que te rodean. Y como resulta obvio entre más te acerques con tu conducta diaria cada 24 horas, a tú definición, entonces, tendrás la respuesta; y sabrás o te darás cuenta de que TAN CERCA o que TAN LEJOS estas de decir : “YO SOY UN BUEN DEPORTISTA”.

2.-Ahora que sabes en dónde estás en el deporte o los deportes a los que te dedicas, tendrás la posibilidad de hacer un Plan para cerrar la brecha entre lo que eres y lo que quieres SER,o entre lo que ERES y lo que desearías SER, y en qué tiempo, en otras palabras: para Cuándo y Cómo sabremos que lo estas cumpliendo, que te estás acercando o alejando de tu “Deber Ser”, cualquiera que sea la definición que hayas hecho, y aquí y AHORA se iniciará un programa congruente con tu IDEAL.

3.-La realidad es que utilizamos mecanismos de defensa para NO DARNOS CUENTA de qué tan bien o mal estamos.

Los mecanismos más utilizados son:

La Negación.
La Racionalización.
La Intelectualización.

Veamos que quiere decir esto: simplemente significa que entre más inteligentes seamos, más usamos en NUESTRA CONTRA nuestro I.Q., o Cociente Intelectual, así que el reto es de ese tamaño.

Las frases típicas que utilizamos para tratar de convencernos son:

Al cabo que ni quería.
¿A mi edad? ya no se puede.
Mira quién lo dice.
Y comparado ¿con quién?.
Yo estoy bien, los que están mal son USTEDES.
¿Con este clima?.
¿Con la inseguridad que hay?.
¡Y con lo que cuesta!.
Total ¿qué caso tiene?.
Yo hice el esfuerzo, pero de nada me ha servido.
No puedo luchar contra mi herencia y menos con mi destino.

4.-Tenemos que ser sinceros con nosotros mismos, no darle vueltas: desde que se inventaron las excusas, se acabaron los auténticos deportistas.

¡Acéptalo! NO te defiendas, ¿a quién quieres convencer? Y en suma ¿qué ganas con engañarte? y no me digas que NACISTE PARA PERDER; por el contrario, tienes que empezar por aceptar que por el simple hecho de haber nacido, te GANASTE un “LUGAR” en este planeta y que tienes el derecho a exigir y exigirte ser más profesional y re-iniciar un camino de congruencia entre lo que ERES, lo que QUIERES y lo que DEBES SER.

5.-También y por último, te invito a revisar tus valores y lo que consideras “BUENO” y “MALO”.

Tienes que definir qué atributos le das a SER “Un buen deportista” y que es SER “Un mal deportista” y por conclusión sabrás qué tan cerca o tan lejos estás en lo que sea a lo que te dediques, y como lo habrás notado, esto también se aplica a tú definición de SER un buen o mal ser Humano, así que no hay escapatoria, enfréntate a tú realidad, para que sepas ¿en dónde estás?, ¿a dónde vas?, o si sigues sin cambiar, y, comprende que cualquiera que sea tú respuesta, es tuya y por lo tanto solo “TÚ” eres el responsable de lo que haces después de leer estas reflexiones.

Te invito a gozar de esta vida que te ha tocado vivir; te invito a que te comprometas a ser más TU MISMO cada día de los que te queden por delante y que recuerdes la “parábola de los talentos”.

Y que si llegas a leer este mensaje, es porque estabas listo para hacerlo, comprenderlo, aceptarlo y aprovecharlo.

Te deseo que a la “hora” de dar cuentas, puedas decir: MISIÓN CUMPLIDA.

Por Dr. Sergio Reyes

Experto asdeporte en Psicología

sreyes@asdeporte.com


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa