PSICOLOGÍA DEL DEPORTE

Conoce las últimas noticias sobre el deporte Olímpico en México.

El Trabajo Psicológico Después de JP Rumbo a JO

26/08/2015

El ciclo es así: una competición termina y otra está por iniciar. Así es y así está bien. Apenas unos días para descansar, otros para estar con la familia, y unos más para prepararse física y emocionalmente. Algunos vivirán el proceso diferente; si hay lesiones, rehabilitación o cirugía, requerirá de más tiempo antes de volver a entrenar.

Lo reciente

Para lograr ser seleccionado para juegos Panamericanos, Olímpicos o Campeonatos Mundiales, los atletas pasan por dos o tres sesiones de entrenamiento diarias, semanas, meses, años de preparación para una competencia; lesiones, agotamiento físico y mental, cansancio, hartazgo, discusiones, malos entendidos, alegrías, alimentación cuidada, sesiones de entrenamiento psicológico hasta incorporar habilidades y fortalecer respuestas del deportistas tanto en los entrenamientos como en las competencias, horas de fisioterapia, cumpleaños entrenando, navidades limitadas o fuera de casa, campamentos, concentraciones, competencias aquí, en Suiza o Australia, en Turquía o en Brasil; días y días sin dormir en casa, haciendo que su cuerpo se adapte a las cargas fuertes de entrenamiento, y todo eso para que en un momento, apenas unos segundos o en un par de días, se defina su actuación en una máxima deportiva.

En todo este proceso no existe en la mente del deportista el deseo de “sólo echarle ganitas”, sino un férreo deseo –basado en el programa de entrenamiento y en el trabajo diario- de hacer un buen papel.

Los atletas, entrenadores y equipo multidisciplinario (psicólogo del deporte, nutriólogo, médico del deporte, fisiatra) conocen los rankings y posibilidades de resultados en una justa internacional, además de estar plenamente conscientes de que para más de 200 países (que participan en unos juegos Olímpicos, por ejemplo), solamente hay una medalla de oro, otra de plata y una de bronce. Y con esa probabilidad de lograr una medalla entre tantos, el atleta lucha por hacer que los competidores sean cada vez menos a través de mejorar sus marcas de forma que pueda pelear una medalla con el menor número de atletas.

No es fácil, y para que ello suceda, para estar entre los más rápidos, los más fuertes, los que lanzan o saltan más, los que juegan mejor, se requieren de muchos años de trabajo. De esta manera es fácil deducir que el tiempo que llevan en el deporte de alto rendimiento, la experiencia internacional y las habilidades desarrolladas a lo largo de los entrenamientos, serán determinantes para lograr mejores resultados.

Si bien no todos los atletas obtendrán medallas, se espera que la mayoría tenga un mejor desempeño en sus pruebas, lo cual le permitirá a su equipo modificar y afinar los programas para que el deportista pueda acortar las marcas y acercarse a aquellas de los/las que lograron los mejores lugares, haciéndolos mucho más competitivos para las siguientes competiciones.

Ganar o perder para un deportista no es lo mismo que para alguien que está fuera del deporte. Para el atleta, entrenar y competir es una necesidad; mejorar es su mayor motivación. La perseverancia –uno de los rasgos de personalidad más marcados en los atletas de alto rendimiento-, que es una de sus grandes virtudes que denotan la fortaleza mental de estos hombres y mujeres, hace que con independencia al resultado, persistan hasta lograr un paso más allá de cómo están el día de hoy.

El resultado de una competencia es la motivación que los impulsa a la siguiente justa. Ganar o perder es el disparador del siguiente esfuerzo y, sin lugar a dudas, estas características hacen que los deportistas sean tan especiales.

¿Ganar o perder es igual?
Por supuesto que no. Para quienes logran una medalla, ganar implica que tendrán mayor apoyo económico, más atención de directivos, patrocinadores y medios; también significa que debe seguir entrenando corrigiendo aspectos técnicos y habilidades psicológicas para mantener el nivel que lo llevó a la cima y poder gestionar la presión que ello implica.

Y para quienes perdieron, están en riesgo estímulos económicos y/o patrocinios, pueden bajar los montos de sus becas, pero deben seguir entrenando tan fuerte y más que antes, corregir aspectos técnicos, fortalecer aspectos psicológicos y también el saber gestionar la tensión que implica no haber logrado el resultado esperado.

En ambos casos hay diferencias, pero lo que es claro es que ambos deben seguir trabajando fuerte. Y esto les requiere de capacidad de recuperación y el ajuste en los objetivos, entre otras cosas, para mantener la motivación en el nivel adecuado, el estrés manejado, la concentración en donde se debe y otros variables requeridas para el rendimiento del atleta.

Sugerencias:

  • Análisis post competición con el entrenador, el metodólogo, el psicólogo del deporte y el médico, el nutriólogo y el fisiatra. Propón una charla con cada uno para que conozcas sus puntos de vista y plantear objetivos en cada área.
  • Haz un análisis personal del antes y durante la competición y cruza esa información con tu equipo multidisciplinario.
  • Comunicación directa con el entrenador para conocer los ajustes en el programa de entrenamiento. Mientras más involucrado estés en todo el proceso, más comprometido estarás.
  • Si ganaste o perdiste, escucha lo que te aporta tu equipo. En ambos casos hay que hacer ajustes. No dejes que la sobre confianza gane terreno ni tampoco que el sentimiento de haber perdido te abrume. ESCUCHAR es un punto muy importante.
  • Plantéate objetivos realistas de ejecución (de perfeccionamiento técnico y de habilidades mentales). Háblalos y prográmalos con el entrenador y con tu psicólogo para que puedas alcanzarlos.
  • La persistencia y la pasión por tu deporte, junto con tu equipo de trabajo, serán armas poderosas para que después de una competencia, puedas dirigir tus esfuerzos a la siguiente. Así es el mundo del Alto Rendimiento.

 

Eres la parte más importante del deporte y queremos que cada parte de tu vida deportiva tenga un sentido positivo.

La preparación integral es y será ese plus para tu desempeño.
Acércate a tu equipo multidisciplinario.
Acércate a tu psicólogo del deporte.

Mtra. Psic. Margarita Cerviño Bárcena
Email: psic.paralimpic@gmail.com
FB: La Psicóloga del Deporte


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa