HISTORIAS OLÍMPICAS

JOSE PEDRAZA ZUÑIGA

El famosos “sargento” un fanático del basquetbol y de las carreras, y del Ejército. Y por eso, a los 15 años ingresó a Transmisiones y siguió corriendo las distancias largas, no desmayó a pesar de dos frustrados intentos por ser atleta olímpico, no obstante que su estatura no le ayudaba, aprovechó que el equipo de la Brigada Mecanizada jugaba en Liga Mayor, para incorporarse a él.

Y llegó el día olímpico: 14 de octubre de 1968.
Esa tarde, el estadio México 68 de Ciudad Universitaria lucía pletórico. Copeteadas sus tribunas.
Había expectación por corroborar si era cierto todo aquello que se decía de nuestros andarines. Los tres mejores de la prueba de 20 kilómetros -se competiría en un circuito diseñado en los terrenos de la Universidad, sobre piso duro, rocoso, impropio para la caminata estarían en liza: José Pedraza, José Oliveros y Eladio Campos.
El relato es del sargento Pedraza:
-Hausleber y yo estábamos seguros de que ganaría una medalla porque ya había vencido a los mejores, incluido Golubnichy, quien era muy famoso por haber ganado la medalla de bronce en Tokio y poseer las mejores marcas mundiales. Sabíamos de los riesgos, pero pensábamos que de acuerdo con nuestro plan de competencia, la prueba no iba a ser muy difícil. Pero nunca calculamos que, al salir del estadio, uno de los andarines iba a pisarme y a safarme el zapato. ¡Qué barbaridad! Cuando vi que el grupo se me adelantó como 40 metros perdí la cabeza. .
A los 12 kilómetros marchaba en el décimosegundo lugar, pero no me encontraba a mí mismo; parecía que no sabía caminar. Un grito de Hausleber me hizo reaccionar. Entonces apreté y paulatinamente empecé a mejorar hasta que en el kilómetro 16, pasé al tercer lugar, detrás de los soviéticos. En esos momentos me sentí feliz: “ya tengo una medalla…Cuando llegamos al estadio, ellos aprovecharon la bajada. Sabían que yo nunca me había distinguido por ser un buenazo para recorrer las pendientes, así que me vi forzado a dar más y más.
La llegada de los soviéticos a la pista causó, estupor.
Hay quienes dicen que violó los reglamentos de la caminata en esa violenta acometida final.
Lo cierto es que, centímetro a centímetro, Pedraza iba reduciendo la ventaja de los soviéticos.
Sólo dos segundos entre primero y segundo lugar; tres entre segundo y tercero:
Golubnichy cronometró una hora, 33 minutos y 58 segundos; Pedraza, una hora y 34 minutos; Smaga, una hora, 34 minutos y 3 segundos.
Pedraza agradecía la ovación frenética.

VER HISTÓRICO


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa