HISTORIAS OLÍMPICAS

JOAQUÍN PÉREZ DE LAS HERAS

Estados Unidos y varios países boicotearon los Juegos Olímpicos Moscú 80, por lo que se abrió una puerta de esperanza para que México consiguiera medalla en ecuestres, pues las ausencias de las potencias europeas occidentales debilitaron la competencia en este deporte.

Tras una exitosa gira europea, tres meses antes de los Juegos, México era favorito por los expertos, y fue Joaquín Pérez de las Heras, montando a Alimony, quien respondió a las expectativas al lograr bronce en salto individual, 32 años después que Humberto Mariles se colgara el oro en Londres 48.

Estados Unidos pretextó su ausencia debido la intervención soviética en Afganistán entre 1979 y 1989, aseguró que era una invasión y violaba el derecho internacional, por lo que canceló su participación en los Juegos.
Otras naciones se sumaron al boicot: la RFA, Canadá, Argentina, Japón, Turquía y Noruega. El Reino Unido y Australia compitieron bajo la bandera olímpica. La República Popular de China, de pleito con la URSS, tampoco fue. Sólo 80 países participaron, la menor cifra desde Melbourne 56.

El binomio Pérez de las Heras-Alimony empezaron a conocerse en Alemania. En Wulfrath, El jinete supo lo que podía hacer su caballo; en Wiesbaden logran un tercer sitio, en Aachen terminan empatados con otros seis y por un segundo quedaron en sexto. En La Boulle (Francia), quinto, y en Lieja (Bélgica), tercero.

Ambos se presentaron el 3 de agosto en el estadio Lenin, con un Joaquín que tenía 30 años de experiencia con participaciones olímpicas en México, Munich y Montreal; sin embargo, Alimony estaba muy nervioso y deseoso de saltar, provocando dos recorridos con 12 faltas.

Tras los recorridos, el polaco Jan Kowalczyk fue oro (ocho puntos de penalización), la plata se quedó en poder del soviético Nicolai Korolkow (9.50) y empatados en tercero Pérez de las Heras y el guatemalteco Oswaldo Méndez Herbruger (12 faltas), por lo que se fueron al desempate para definir el bronce.

El trayecto fue reducido a siete obstáculos, pero más altos. Primero salió Méndez y consiguió pista limpia en 43.59 segundos, pero despertó Alimony, saltó como nunca y se tuvo recorrido limpio en 43:23 segundos para ganar la presea por apenas 36 centésimas de segundo de diferencia.

Alimony era un hermoso caballo que vivía en un rancho californiano. Su dueña se lo ganó en un juicio de divorcio a su ahora ex-esposo, un rico agricultor, ganadero y criador de caballos. Fue adiestrado por John Harris, de lo mejor del sur de Estados Unidos, y amigo de Pérez de las Heras, a quien recomendó su compra.

Joaquín, quien nació el 25 de octubre de 1936 en Ameca, Jalisco, radica hace varios años en El Paso, Texas. Es instructor y monta de vez en cuando.

VER HISTÓRICO


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa