HISTORIAS OLÍMPICAS

ANTONIO ROLDÁN

Bien valió la pena una piadosa mentira, para que Antonio Roldán fuese campeón olímpico.-Y en efecto, Antonio Roldán Reyna: 15 años, aprendiz de boxeador, decide no esperar más y un día cualquiera se presenta en la oficina de un promotor de funciones a base de peleadores amateurs, en Tlalnepantla: .–¡Quiero pelear, señor!. Dijo emocionado.

“Soy peso mosca y estoy invicto en 14 combates.–¡Ah, si!; a ver, muéstrame tus carteles.–No los traigo señor, pero qué importa. Ustéd nomás prográmeme y verá.

Y así fue: “Me inicié con una mentira. ¡Con una mentirota!..”Cuáles carteles podía yo mostrar, si no había peleado nunca”. Pero bien caro que me costó mentir, porque el promotor se la creyó y me programó para enfrentarme a Santos Arellano, un boxeador con buena experiencia como aficionado. Inclusive, había sido rival de Juan Fabila, en una pelea eliminatoria para los Juegos Olímpicos de Tokio, en 1964.

Total que el combate con Arellano se realizó a finales de ese año…Y tuve la gran suerte de ganarle por decisión. Yo pegaba y corría, como se dice, me montaba en la bicicleta, pero no le saqué a los cambios de golpes, ya después pensé que había sido muy peligroso el aventarme así, sin más ni más. De ahí en adelante no volví a echar mentiras de ese tipo.

Es el conjuro del nombre de Antonio Roldán el que hace vibrar los corazones de esta multitud, que ha llenado de tope en tope la Arena México, en esta jornada final –26 de octubre– del torneo boxístico de los Juegos Olímpicos de 1968, el aprendiz de boxeador ganó la medalla de oro, y han pasado mas de 35 años desde aquella gesta que Roldán se mantiene en forma, sus cejas, su frente, quedaron marcadas por la huella imborrable del boxeo y su crueldad.

Pero el campeón olímpico mantiene el buen humor, el espíritu jovial. Contrajo matrimonio inmediatamente después de retirarse, su esposa es la maestra Teresa Badillo, sus hijos: Marco Antonio, Juan Pablo y Yuset. El campeón Antonio quien se dedica con su familia a la venta de artículos deportivos y como él lodice, es un aspirante a entrenador de boxeo.–¿Con aquél espíritu de los 15 años?–¡Con aquél!… Pero sin mentiras, ríe Roldán de manera franca y sonora y termina diciendo:

“Estoy seguro de que México puede volver a tener campeones olímpicos, porque su tierra es cantera de buenos deportistas–¿Qué se necesita?–, Primero, tener apoyo, mucha decisión para trabajar, y un ideal como el que nosotros tuvimos hace 35 años, que nos llevó a la victoria para poner en lo alto el nombre de nuestro país”.

VER HISTÓRICO


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa