HISTORIAS OLÍMPICAS

ANA GABRIELA GUEVARA

En los Juegos de Atenas 2004, la velocista Ana Gabriela Guevara se convirtió en la primera mujer en la historia de México que conquista una medalla olímpica en los 400 metros lisos, al conquistar el metal plateado con crono de 49.56 segundos, justo un año después de haberse proclamado campeona mundial.

Pocas veces una mujer había paralizado casi en un 100% al país durante la final olímpica de Atenas. Ana atrajo la mirada de los mexicanos, tanto en los que estaban en Atenas como los que se quedaron en casa.Ana, sin emplearse a fondo, avanzó a cuartos de final con crono de 50:93 segundos para pasar en primer lugar de su heat.

Enseguida, mejoró su registro de hace cuatro años en Sydney 2000 al hacer 52.34, y se fue a la final corriendo en 50:15, imponiendo la mejor quinta marca en una semifinal. demostrando de paso, que estaba lista para pelearle con todo en la final a la bahamesa Tonique Williams.

El 24 de agosto quedará marcado en la vida de la sonorense que se entregó al máximo, pero que no le alcanzó para derrotar a su acérrima rival del 2004, la bahamesa Tonique Williams, quien demostró llegar en una excelente forma física y mental, a la justa veraniega.

Williams paró el reloj en 49:41 segundos, Ana lo hizo en 49:56 y la rusa Natalia Antyukh, medalla de bronce, en 49:89, en una final electrizante y en la cual Ana, como siempre, puso garra, entrega y corazón con tal de lograr subir al podio olímpico.

Su primer año de gloria fue en el 2003 al consagrarse campeona mundial de en París 2003, donde ganó los 400 metros planos en 48:89 segundos, su mejor tiempo hasta el momento.Además, se convirtió en un hito en el atletismo nacional porque ninguna mujer mexicana había logrado tan importante resultado, tras arrasar en todas las competencias de la Golden League de la IAAF.

En casi seis años de trayectoria logró consolidarse como la mejor exponente de los 400 lisos en la clasificación de la Asociación Internacional de Federaciones Atléticas (IAAF), superando a competidoras con muchos más años corriendo la distancia.

Ana, desde niña, siempre tuvo su mirada hacia los deportes. Cuando estudiaba secundaria y preparatoria, representó a su escuela en basquetbol, luego fue seleccionada para el equipo de Nogales, con el que ganó el campeonato estatal. Debido a su edad, no continuo en el deporte ráfaga y se decidió por el atletismo en 1996 bajo la siempre mirada del entrenador de origen cubano, Raúl Barreda.

Sample ImageEn 1997 realizó diversas giras, participando en sus primeras competencias internacionales. Sus actuaciones fuera del país continuaron en 1998, destacando el par de platas en los Centroamericanos Maracaibo 98, en 400 y 800 metros, también el oro del Iberoamericano de Atletismo, celebrado en Portugal.

Ana, en 1999, se presentó por primera vez en una competencia de renombre en Maebashi, Japón, sede del Mundial bajo techo, terminando en cuarto lugar.Poco después logró lo que ninguna mujer mexicana había hecho en pruebas de velocidad: conquistar oro panamericano en Winnipeg 99 y su premio fue el ser incluida en el contingente mexicano del Mundial Sevilla 99, donde se atoró en las semifinales.

En el 2000 hizo su debut olímpico en Sydney, donde concluyó quinto, en una final que “robó” la aborigen australiana Cathy Freeman (49:11 segundos). Ana hizo un crono de 49:96.

Al año siguiente, y ante el retiro de Freeman, la sonorense empezó a disfrutar las mieles del triunfo, pero en el Mundial Edmonton 2001, y en una final escalofriante, solo conquistó bronce en el estadio Commonwealth, al ser superada por la senegalesa Amy Thiam Mbacke.y la jamaicana Lorraine Fenton.

De todas formas, fue la primera mexicana en dar medalla en pruebas de velocidad en un evento de este nivel; la revancha le llegó el 4 de septiembre en Brisbane, Australia, en los Juegos de la Buena Voluntad, donde conquistó oro y terminó al frente en la clasificación de los 400 planos, de la IAAF.

En el 2002 ganó ocho carreras consecutivas en la Liga Dorada y se llevó parte del “jackpot” de 50 kilos de oro que reparte la IAAF; en Madrid logró uno de sus más significativos triunfos al ganar la Copa del Mundo y darle a América la medalla de oro, en el estadio de la Comunidad “La Peineta”.

Guevara, acompañada por Sandie Richards (Jamaica), Daimí Pernía (Cuba) y Christine Amertil (Bahamas), ganaron los relevos 4×400 y se llevó su segundo oro para ser la única mujer de la Copa del Mundo en lograrlo, y ayudar para que por primera vez, un relevo americano ganó la prueba. Por lo que toca al 2003, Ana logró en México (estadio Olímpico de CU) el mejor registro de la historia en 300 metros lisos (35:30 segundos).

Su segunda carrera importante fue la de los Panamericanos de Santo Domingo, donde refrendó su título continental; enseguida tomó el oro en el Mundial de París; 15 días después y tras ganar en el Principado de Mónaco, por tercer año consecutivo terminó arriba, en la clasificación mundial, además de concluir su segunda temporada invicta, sumando 27 triunfos en fila, desde el 11 de agosto del 2001.

La racha se alargó a 29, hasta que Tonique Williams le quitó lo invicto en la Gala de la Golden League de Roma, Italia, tras una molestia en el tendón del pie izquierdo que le impidió entrenar al 100%, misma que mermó su rendimiento, y posiblemente factor importante para no lograr oro olímpico en Atenas.

VER HISTÓRICO


PATROCINADORES

Comité Olímpico Internacional

  • Atos
  • Coca-Cola
  • DOW
  • General Electric
  • Intel
  • OMEGA
  • Panasonic
  • P&G
  • Samsung
  • Visa