Comité Olímpico Mexicano

DANIEL ACEVES VILLAGRAN

Daniel Aceves, tuvo que sudar cinco véces por una presea olímpica.-Cuando llega el momento de un merecido descanso, la mente pese a todo sigue dando vuelta tras vuelta, y Daniel Aceves no ha escapado de esos momentos de conciencia activa.

“Esta medalla no fue fácil lograrla, tiene color dorado porque sin llegar a discutir la última decisión de los jueces, varios vieron que yo logre ponerle la espalda en el colchón a mi rival, pero eso ya paso, como también los momentos de sudor que tuve por acariciar este sueño; y lo fue antes, en el momento y después de lograrla”. Y nos narra con emoción:

”Junto con mi hermano Roberto, ¡ha porque fuímos los primeros hermanos mexicanos que intervenimos en unos Juegos Olímpicos!, padecimos momentos de angustia. Y les comento—dice---“Allá en Los Ángeles1984, decidimos hacer un entrenamiento muy de temprano (casi de madrugada) para “sudar”.  Daniel Aceves

Y así lo hicimos, nos pusimos guantes, dos pants, chamarra, sudadera, pasamontaña. Y salimos a corrrer fuera de la Villa. ¡Cual sería nuestra sorpresa!, que cuando traspasamos una zona arbolada, nos rodearon...dos, cinco, veinte policias antiterroristas, vestidos de negro, con fusiles, lámparas...como pasan en las películas. Un sustote; nos identificamos y todo quedó en eso. Nos habían confundido como dos terroristas infltrados en la Villa.

Como verán, ya no tuvimos que correr por que sudamos como nunca; luego la segunda “sudada” fue en la final olímpica, la tercera, al ver mi bandera ondear en todo lo alto; la cuarta cuando en México salgo y veo que me han robado mi automóvil”.Y la quinta---dice Daniel—fue que dentro del auto, en la guantelera había dejado mi medalla olímpica que había mandado pulir”. 

Todo ello se pasa por una medalla, sin contar las horas, los días, las semanas y los años para convertirse en un deportista de alto rendimiento.  

(Usted puede conocer mas de este ejemplar deportista mexicano en la página de Medallistas Olímpicos).